La llegada del calor ha permitido que el pasado mes de junio empezáramos a desarrollar una de las facetas que más nos gusta de nuestro trabajo, que es impartir talleres de pintura mural a niños de entre 5 y 15 años. No hay nada más gratificante que poner la semilla del arte en los más pequeños, para que en el futuro podamos disfrutar de grandes artistas.

A la hora de llevar a cabo esta actividad, nuestra idea es crear un espacio artístico para los más pequeños de la casa, en el que llevamos a cabo una metodología de enseñanza que busca fomentar el trabajo colectivo y el desarrollo de actividades de integración de equipo.

Estos talleres de carácter teórico y práctico, además de alimentar la imaginación y creatividad de los alumnos, cubren todos los conocimientos básicos para la creación formal de una imagen como son la composición, la perspectiva o la teoría del color; además de ayudarles a entender la técnica y el proceso creativo.

Muros obsoletos de los colegios, tanto exteriores o como interiores, suelen ser los elegidos para impartir estos talleres, que enfocamos a las necesidades individuales de cada centro para que los alumnos puedan mejorar su particular lenguaje visual. Pero hay casos en los que no hay muros para desarrollar este trabajo, como ha pasado en el último taller que impartimos en el Colegio Siglo XXI de Madrid.

En esta ocasión, los alumnos de segundo curso fueron los protagonistas de un taller en el que realizamos un mural para celebrar el final del curso. El trabajo de esta jornada se centro en el uso del color, la composición de la imagen y la creación de plantillas o stencil. La temática fue elegida por los alumnos, que decidieron centrarse en el cuidado del mar y plasmar en su mural el eslogan: «Si el mar contaminas, el mar terminas».

Siempre intentamos acoplar el curso a las necesidades especificas del centro escolar que nos lo solicita. Así, en el último trabajo que hemos hecho el pasado mes de junio en el Colegio CEIP Alhambra, nos centramos en el cartel con el que sus alumnos de cuarto curso ganaron la 35 edición del Concurso Escolar del Grupo Social ONCE.

Este premio buscaba aportar ideas para convertir el recreo en un lugar lúdico que no provoque la exclusión por razones de diversidad o discapacidad. «Cada niño es diferente, nuestro patio mola a toda la gente» es la frase central del trabajo galardonado, que se completa con el dibujo de personajes muy distintos y diversos.

La idea del Colegio Alhambra fue trasladar a las paredes del rocódromo del centro la idea central del cartel ganador con la ayuda de los pequeños que lo crearon. Así, a lo largo de la jornada que duró el taller, pintaron los personajes protagonistas del cartel, que finalmente trasladamos al mural con la técnica de la plantilla, y añadieron posteriormente las partes del cuerpo necesarias.

Los alumnos de tercer curso del CEIP Alhambra fueron los encargados de cerrar los talleres de este verano. Con ellos trabajamos sobre uno de los muros que dan al huerto ecológico del centro escolar, creando una composición llena de color, acorde con el entorno vegetal, y en el que dejamos que dieran rienda suelta a su creatividad e imaginación. Nos encanta su aportación con pequeños insectos!!!

En el CEIP Alhambra ya hemos llevado a cabo varios talleres a lo largo de los años con alumnos de muy distintas edades, lo que ha permitido que pintemos con ellos las paredes de los patios de Infantil y Primaria del centro, trabajos de los que nos sentimos muy orgullosos por la implicación de todo el centro escolar.

La verdad es que los talleres para niños en verano están en los orígenes de Bombardearte. Todavía recordamos uno de los primero con los alumnos de cinco años del Colegio Villamadrid. Y desde entonces siempre se nos queda esa bonita sensación que deja la maravillosa experiencia de trabajar con niños sobre la pared.

Con talleres como estos no sólo se fomenta la creatividad y se fortalecen los lazos entre los alumnos, si no que también se da peso a la integración de los niños dentro de la comunidad, a la vez que se fomentan valores fundamentales como el cuidado del medio ambiente, la solidaridad o el respeto por la diversidad.